La pandemia lo ha movido todo y las técnicas de investigación no son la excepción, así que, entrando en una era de reorientación de la observación, el análisis y la recolección de datos, chequemos algunos puntos esenciales para las nuevas tendencias de la investigación cualitativa en la nueva normalidad.

 

investigación cualitativa en la nueva normalidad

1: Nuevos discursos y prácticas sociales

En primera instancia, la investigación cualitativa en la nueva normalidad tendrá que adecuarse a una visión nueva en cuanto a discursos y prácticas sociales, incluyendo:

  • Niveles de congruencia entre teoría y práctica. 
  • Medidas de distanciamiento social y de confinamiento que alteran los métodos tradicionales de recopilación, observación, análisis e, incluso, de la divulgación de hallazgos. 
  • Formas de trabajo remotas y autónomas. 

Teniendo que acoplarnos, forzosamente, a procedimientos alternativos a los tradicionales y presenciales, sin importar si los preferimos o no. 

2: La netnografía o ciberetnografía

Por supuesto, en el Marketing Intelligence y las técnicas de investigación, la etnografía es esencial, pero para la investigación cualitativa en la nueva normalidad habrá que mudarnos a la llamada “netnografía o ciberetnografía”, la cual permite:

  • Investigar en la red usando los (casi infinitos) recursos de ésta. 
  • Reinventar los proyectos para transformarlos en investigaciones cualitativas en línea. 
  • Evolucionar las encuestas, entrevistas, focus groups, etc. a medios digitales (por ejemplo usando videollamadas) o de muy bajo contacto físico. 

Además de no olvidar, y más que nunca, todo el acervo documental en línea que existe, así como la importancia de las redes sociales para lograrlo.

 

3: Garantizar la conectividad 

Otro punto esencial para una buena investigación cualitativa en la nueva normalidad: Siempre se tendrá que garantizar un fácil y rápido acceso a Internet y a sus redes, por lo que se deberá contar con una buena conexión en cuanto a capacidad y velocidad.

Aunque, eso sí, aquí habrá otro elemento vital: Contar con seguridad suficiente, tanto en las conexiones como en las herramientas, pues de ello dependerá la integridad de la información y de los datos recopilados. 

 

investigación cualitativa en la nueva normalidad

4: Capacitación requerida

Aunque casi todas las personas activas laboralmente tenemos contacto con los medios digitales y usamos alguna de sus herramientas, es importante considerar que no es lo mismo realizar una investigación cualitativa sólo por esta vía, por lo que es altamente recomendable que se tome una capacitación o adiestramiento especial con personas que ya hayan realizado este tipo de trabajos. 

Además, esta capacitación, también deberá incluir formación en:

  • Ética digital. 
  • Manejo y protección de datos. 
  • Imagen y honorabilidad. 
  • Selección de perfiles verídicos.
  • Coherencia entre preguntas y metodología en línea elegida.

Teniendo que crear un protocolo completo de acción que contemple y cuide todos estos elementos, mismo que además, deberá ser evaluado continuamente. 

 

investigación cualitativa en la nueva normalidad

5: Cuidar el equilibrio

Finalmente, un último punto a considerar para la investigación cualitativa en la nueva normalidad: Hoy más que nunca, hay que darle una especial atención al bienestar y al equilibrio de las personas, tanto físico como mental, así que habrá que:

  • Verificar tiempos y momentos del trabajo en línea. 
  • Priorizar la salud de [email protected] y participantes, incluso sobre el calendario del estudio. 
  • Garantizar un manejo coherente y riguroso de todos los datos, dada la inmensidad disponible. 

Y, por supuesto, usar una triangulación de técnicas, fuentes e [email protected] para mantener la credibilidad y el rigor de la investigación.

La investigación cualitativa Post-COVID

Como vimos, la investigación cualitativa en la nueva normalidad nos trae un cambio, o en todo caso, una aceleración de los paradigmas que rondan el tema del uso correcto de los medios digitales para poder lograrla. 

Y, sí, es un hecho, requerimos capacitarnos y acercarnos a expertos(as) que nos ayuden a perfeccionar nuestras técnicas y metodologías digitales, así que, no nos quedemos atrás y tratemos de perfeccionar o de adaptarnos lo más rápidamente a estos cambios. 

 

investigación cualitativa en la nueva normalidad